PRIMAVERA, salvia nueva….

Expiró el invierno reverberando una primavera chillona, despertando a la brisa suscitando el ritmo del sol partido.

Sueltan amarres los días fríos, dejando paso al vigor de una naturaleza despierta. El torrente de la lozanía juvenil viste las grises calles, de una ciudad dormida en las lanas encorsetadas ausentes de alegría. El encuentro de las mariposas libando y las prontas florecillas del campo…

Turba el polen mis ojos y sufre la niña el pelotón de legañas, esencia del demonio de la primavera…

Vuelve la respiración acelerada al verte volver y hacer eternas esas despedidas en un adiós infinito que nunca acaba porque tu esencia sigue en mí. El alma en un puño cuando viajas por otros lares y las segundas opciones no existen en las inclemencias de un tiempo loco con unas isobaras caprichosas.

Vuelven las tardes largas y las noches cortas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s