De la tierra al LIMBO.

Imagen1615Una puerta pequeña para subir al firmamento, buscando tu nombre entre las estrellas… pregunto por tí y nadie contesta. ¿Cuál fue tu destino?

Sin decir ¡presente! ya formabas parte de un pasado, tus ojos no vieron la luz y tus alas echaron a volar…

No te fuiste, algo de tí se quedó en el columpio del firmamento, y el día que fui pedida, tú prendiste la chispa para que brillase contigo y por ti.

Al salir, mi piel violácea fue puesta al calor de una luz mágica… ¿serían tus ojos?

Sentí nostalgia sin saber de tu destino, ignorando que estabas en el limbo de los ángeles traviesos que volaron antes de ponerlos Dios un nombre. Con el ocaso y sin compañía con un río de lágrimas entraste en esa nube donde tantas veces te rezan…

Disfruto sacando la esencia, chispas que aún residen en mí. En la ingenuidad de pensar que todo el mundo es bueno… cuando caigo, te ríes, empujándome a reír la primera y aprender para que la próxima vez no caigamos juntos. Hasta ahora no había encajado las piezas, la fuerza extra la saco de la tuya… enmendando siempre que esta vez será la última que se rían de mi.

Nuestra compañía, es lo mejor del camino a Ítaca, yo te llevo en mi propósito y tú sostienes tu nube para no perderte ni un solo paso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s